Seguidores

jueves, 18 de febrero de 2010

Fragile chapter two

Luego de haber salido de mi oficina fuí a buscar nuevamente algo café pero desafortunadamente choqué con ella y en ese mismo instante derramé todo el café en su remera - HEY! QUE HICISTE!, MI REMERA, ESTÚPIDO! -
- Lo siento, relmente lo siento, no se enoje señorita- (traté de disimular un poco la risa)
- De que te ries!, hey! (empeso a encurbar sus labios en señal de una sonrisa, que pronto se convertió en una gran risa compaginada por los dos)- eres un idiota lo sabes - (dijo ella riendonos al unisono) -
- Lo siento, sabía que no eras tan egocentrica (seguia curvando mis labios)-
- Callete y acompáñame a secarme esto por dios, y te sacaré de esta posilga- (posilga se referia a la empresa mas importa de esa cuidad en donde ni un trabajador sufria el calor cuando afuera hacia exactamente 35 grados, me refiero al ultimo aire acondicionado que ha salido a la venta, un posilga era un palacio para mí. La compañé hacia una sala en donde servian batidos, cafes y algo de golosinas, estabamos en la parte de la mini cafeteria situada en esa grán companía.
-si claro totalmente una posilga- (balbuceé para mis adentros)
Cuando hubo secado su remera, ambos nos sentamos en una mesita de esa cafetería, empesamos hablando de algunos gustos, nuestras cuidades natales, padres etc. nos consentramos tanto hasta que terminamos hablando de los juguetes que utlizabamos de niños.
- Jajá, si, ¿recuerdas esos dibujos animados?, ¿como se llamaban?- (aún riendo)
- mmmmm.... ¿las bananas en pijamas? Jajá, como pudimos ver eso- (riendo)
- Sí lo sé, escucha.. tendré que salir por unos diás de la cuidad, son asuntos financieros de mi padre ya sabes.. -
- Oh entiendo, ¿la chica verañera?, ¿a donde hirás esta vez? París quizá... jajá -
- No. (respondió seca, pero luego hiso un intento de disimular una sonrisa),- Temas financieros solo eso. -
- Ok -(baje lentamente mi cabeza, ya que no entendia porqué había su cambiado tan bruscamente su humor.
Esa fue la ultima véz que hable con ella en aquel mes.

martes, 16 de febrero de 2010

Fragile chapter one

He aquí el famoso señor Fletcher a los 21 años de edad, tratando de buscar fortuna en algún tipo de mabito comercial.
Se había recibido hacia unos meses como un buen gerente comercial, administrador de empresas, este chico ejerce un brusco cambio al tratar de encajar en la soberbia companía "Fragile ®." Su egocentrismo y claro su trabajo era lo mas sagrado en su vida, la codicia lo carcomia, ni él lo sabia. o digamos yo.
Por otro lado aquí esta la hermosa chica, Megan, con ese fisico sí que deja unas cuantas cabezas pasmadas.
Megan era la hija del señor McDonal, el dueño de la empresa, esta chica te aseguraba un viaje directo al infierno, te volvia loco y luego retorcia tu cuello, esa chica era el cielo y el demonio compaginados, te dejaba balbuceando enfrente de ella, digamos que no podrías ni pronunciar ni un tal "hola" ella te sacaba de las casillas, una palabra y ella volaba tu mente.
Fue en verano, creo que habrá sido un 5 de diciembre, cuando la vi por primera vez en la companía de su maldito padre,ella estaba tan atrevida como siempre, esas converse negras, realmente eran unicas en su estilo, siempre vestia demaciado rebelde, no le interesaba nada, su estilo "duro" solo era algún tipo de mascara para poder tapar su verdadera personalidad, la sufrible Megan.
- ¿Hey completo extraño que haces?, No pensarás ingresar a esta éstupida compania forastero, no hay lugar para dos (dijo bromeando, claro chistes que solo ella entendia)-
- ¿Como?, ¿Dos?, El Señor McDonal me ha dicho que el puesto era mio, oh no oh no tendré que q.. q. que... reformular mi ficha, y tener mas experiencia en reoganización... No Me Usará! (dije en un tono tan brusco, que impacté a todos en ese lugar, estaba realmente nervioso esas cosas me importaban demaciado) -
- Heeeeeey, para con eso, era un chiste. ¿Porque te pones tan loco?¿Es que tienes una especie de bipolaridad duplicada a ser esquisofrenico?, jájá estas loco, el puesto es tuyo pero em... no puedes aquí realmente no puedes... tu sabes (balbuceó), chiste hermano, tomate tu tiempo pronto te acostumbraras al demonio, oh claro el sr. McDonal, papi es malo (sonriendo) -
- Hubiquese por favor, No la conosco señorita y no pretendo hacerlo, no trate de alejarme de aquí, eso nunca lo haré.- (dije en un tono brusco y emprendí mi paso hacia mi nuevo escritorio)
Ese Día se habia pasado volando, solo oía quejas de clientes, quejas de mi jefe, quejas de su hija que, ni por la maldita casualidad no tenia nada mas que hacer en el dia que tan solo ser mimada por todos lo empleados en esa companía, cada "necesito agua me desidrato" era un ordén malevola para hacernos fatigar antes de tiempo.
UN día no lo recuerdo bién habrá sido un dia de la semana siguiente salí de mi cubiculo y me dirijí por un poco de café,la ví a ella y a el supuesto vicepresidente de la companía, su nombre era "Joshep." Era el tipico inutil chico que no se vería fuerte al lado de una mujer, sinó que ellas lo domarian y el era como si si fuera poseido por un tipo de serie extraño el cual lo transformara en algo sumamente inutil.
Por otro lado ella se veía tan, infeliz, como si no le importara estar con ese tipo.

Fragile'



¿Que harías si estarías pasando por unos de los momentos mas críticos de tu vida?, dejarias todo eso atrás y escaparias de los problemas como lo has hecho antes, o estarías acompañando a tu pequeño pedazo de alma hasta que se debilite completamente, ella no lo merecía.

El reloj marcó las doce, las campanadas me ponian euforico, saber que la perderia, que perderia a la mujer que siempre estube imaginando dentro de mi ser, esa mujer padecererá y yo no podré hacer ni un minimo intento para salvar su vida, Sentí como se estremecia en mi brazos, sollosando entrecortadas palabras, - Te Amo - es lo ultimo que recuerdo en años.
Sr. Samuel Fletcher.